Como armar y desarmar mando de PS3 (DualShock 3)

¡Inspira a otros a aprender - Compartir ahora!

En esta guía detallada, aprenderás cómo ensamblar y desmontar un mando de PS3 paso a paso con imágenes. Antes de adentrarnos en el proceso, es importante comprender la importancia y el legado de este dispositivo.

El mando de la PlayStation 3 (PS3) representa una pieza icónica en la historia de las consolas de videojuegos.

Introducido por Sony como parte de su tercera consola, la PS3 dejó una marca indeleble en la industria, contribuyendo significativamente a la séptima generación de consolas. Aunque su producción cesó en 2017, su legado perdura, y entender su estructura y funcionamiento es fundamental para mantener estos dispositivos en funcionamiento óptimo.

Variantes del Mando de PS3

En este artículo, discutiremos las tres variantes del mando de la PS3:

  1. Boomerang
  2. Sixaxis
  3. DualShock 3

Cada una de estas versiones aportó características únicas que mejoraron la experiencia de juego.

Es importante saber qué control está en la cuestión, recuerde que en esta, guía vamos a enseñar como desarmar un joystick de PS3 DualShock 3 para que se pueda reparar.

Requisitos para desarmar el mando PS3 DualShock 3

Vamos a profundizar en el proceso de armar y desarmar el mando de PS3, paso a paso, para que puedas realizar esta tarea con facilidad.

Materiales Necesarios

  • Destornillador de precisión.
  • Paño suave.
  • Alcohol isopropílico (opcional, para limpieza)

Pasos para desarmar el mando de PS3

Paso 1

El mando de PS3 tiene cinco tornillos de seguridad en la parte trasera de la carcasa. Para retirarlos, necesitas un destornillador de estrella.

Paso 2

Retira la carcasa del mando de PS3 cuidadosamente y saca los botones L1, L2, R1 y R2.

Paso 3

El control DualShock 3 de PS3 parece así por dentro.

Retira la batería con cuidado para no dañar ningún cable.

Paso 4

Retira el tornillo de seguridad que se encuentra en el circuito del mando.

Paso 5

Ahora, con el destornillador, retira la carcasa específica del circuito con cuidado.

Retira el plástico con las manos muy cuidadosamente, asegurándote de no dañar el plástico de color verde, que es muy importante.

Una vez retirado el plástico, el mando queda completamente desarmado. Ahora solo queda ensamblarlo.

Armar mando de PS3

Paso 1

Coloca la carcasa frontal junto con sus botones, asegurándote de levantarlos un poco antes de colocar la siguiente pieza.

Paso 2

Coloca esta pieza encima de la carcasa frontal.

Asegúrate de escuchar un sonido de clic y revisa que los botones estén firmes y sin obstrucciones. No olvides colocar el tornillo de seguridad.

Paso 3

Coloca la batería del mando.

Paso 4

Coloca las carcasas de los botones L1, L2, R1 y R2 junto con sus respectivos botones.

Coloca las almohadillas y ajústalas bien. Te recomiendo usar un destornillador para asegurar un ajuste adecuado.

Coloca los botones L y R.

Para colocar los botones L2 y R2, presiona un pequeño resorte en la parte derecha del botón antes de colocarlo. Esto puede ser un poco incómodo, así que hazlo con cuidado.

Paso 5

Coloca la carcasa trasera asegurándote de que encaje bien, y presiona hacia abajo hasta escuchar un clic.

Asegúrate de colocar todos los tornillos.

Finalmente, verifica que todos los botones estén correctamente colocados y prueba encender el mando. ¡Y eso sería todo!

Conclusión

Siguiendo estos pasos, podrás armar y desarmar tu mando de PS3 sin complicaciones. Conocer las variantes del mando y cómo manejarlas te ayudará a mantener tu equipo en óptimas condiciones.

En conclusión, he detallado el proceso para armar y desarmar un mando de PS3. Si tienes alguna duda, no dudes en comentar.

Adicionalmente, tenemos una guía que explica qué hacer si tu mando de PS3 no enciende.

¡Inspira a otros a aprender - Compartir ahora!
Angel Matos
Angel Matos

La informática siempre me fascinó, y siempre ayudé a mis familiares, amigos, y colegas del trabajo a entenderla mejor y de una forma menos complicada. Por esos motivos cree MasterTutoriales, para ayudar a través de internet de una forma intuitiva y sin límites.